lunes, 29 de octubre de 2007

Agustí Centelles


Carlos Mancera. Mataró. Este artículo es un resumen de la biografía de Agustí Centelles porque fue uno de los más importantes fotógrafos de la Guerra Civil Española.
Agustí Centelles i Ossó (Valencia-1909 – Barcelona, 1 de diciembre de1985), fue un fotógrafo catalán. Está considerado uno de los iniciadores del fotoperiodismo en España, le llaman el Capa catalán.
Se trasladó junto a su familia a Barcelona cuando Centelles tenía un año. Empezó a trabajar como aprendiz en 1924 en el taller fotográfico de Ramón Baños, años después se convirtió en el ayudante de Josep Badosa quien le introdujo en el fotoperiodismo. Hizo sus primeras intervenciones en solitario en los periódicos La Publicitat, Diari de Barcelona, Última hora o La Vanguardia. Durante la guerra Civil Española fue destinado a Aragón, ahí hizo algunos documentales: realizó reportajes sobre la conquista de Teruel y sobre la Batalla de Belchite. Fue también colaborador del comisariado de propaganda de la Generalitat de Catalunya y fue el encargado del archivo del ejército de Cataluña en Barcelona.
En 1939 se exilió a Francia y se llevó algunos negativos de aquellas imágenes que para él eran más importantes. Las tropas franquistas registraron su casa y requisaron los negativos restantes; estos fueron llevados a Salamanca. Agustí Centelles fue prisionesro en diversos campos de concentración donde consiguió recuperar sus negativos y pudo, también, conseguir alguna cámara. Centelles montó un pequeño laboratorio fotográfico en el campo de concentración de Bram. A finales de 1939 consiguió un permiso para abandonar temporalmente el campo de concentración y trabajar en la vendimia. Cuando consiguió trabajo en un estudio fotográfico el permiso se convirtió en definitivo.
En el año 1942 entró en contacto y empezó a trabajar con la resistencia realizando fotografías para identificaciones falsas. Algunos de los miembros del grupo de la resistencia fueron detenidos en 1944 y el laboratorio fotográfico fue desmantelado. Centelles logró escapar a tiempo y dejó sus negativos a un amigo y volvía Cataluña, estuvo un par de años viviendo en Reus de manera clandestina.
En 1946, regresó a Barcelona y se presentó ante las autoridades. Fue juzgado y quedó en libertad condicional. Su pasado político le impidió dedicarse de nuevo al fotoperiodismo por lo que se decantó por la fotografía industrial.
En 1976 fue a Francia para recuperar los negativos que tenía su amigo. Las imágenes volvieron a publicarse y Centelles se convirtió en un símbolo de los fotoperiodistas de guerra.
En 1984, el Ministerio de Cultura le concedió el Premio Nacional de Fotografía.